Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Publican diagnóstico participativo realizado por las PSE de Agrarias en el penal Boulogne Sur Mer

Las Prácticas Sociales Educativas (PSE) son un espacio curricular interdisciplinar abierto a los estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias y de otras unidades académicas de la UNCUYO en donde se fortalecen el diálogo de saberes y el aprendizaje en comunidad. En esta oportunidad, estudiantes de Ciencias Agrarias realizaron un diagnóstico participativo del trabajo que se hace en la huerta de esa unidad penitenciaria.

14 de julio de 2020, 12:35.

Publican diagnóstico participativo realizado por las PSE de Agrarias en el penal Boulogne Sur Mer

Ampliar imagen


La Facultad de Ciencias Agrarias desde 2019 ofrece a las Prácticas Sociales Educativas (PSE) como optativas y pueden realizarlas tanto estudiantes de la FCA como del resto de las unidades académicas de la UNCUYO. Se trata de un espacio curricular interdisciplinar que apuesta a fortalecer el diálogo de saberes y el aprendizaje en comunidad.

En esta oportunidad se realizó un diagnóstico participativo del trabajo que se lleva a cabo en la huerta de la unidad penitenciaria de Boulogne Sur Mer. Las PSE se realizaron en el penal de Boulogne Sur Mer y la contraparte es el CENS. Los actores que intervinieron son estudiantes del CENS, quienes monitorean la huerta. La FCA desarrolló un diagnóstico participativo sobre lo que la huerta puede generar desde una dimensión social y productiva. 

Las PSE en Agrarias 

Las Prácticas Sociales Educativas fueron aprobadas en 2018 para ser implementadas como optativas en la Facultad de Ciencias Agrarias a partir de 2019. Son gestionadas por la Cátedra de Formación General y Extensión Rural y la coordinación general está a cargo de Guillermo Ander Egg, docente asociado de esa asignatura. Las temáticas centrales que abordan son: territorio y actores sociales, extensión crítica y herramientas de intervención y evaluación.

La propuesta de la Cátedra de Formación General y Extensión Rural involucra herramientas teórico-prácticas de intervención en territorio. El docente responsable define qué herramienta utilizar en cada momento de trabajo. Ciencias Agrarias cuenta además con el apoyo de las Secretarías Académica y de Extensión de la UNCUYO, tanto en el proceso de curricularización como en los aspectos operativos de la puesta en marcha de las PSE.

Los requisitos para participar es ser alumno regular o vocacional y mayor de edad de las carreras de la FCA o de otras undiades académicas de la UNCUYO y puede dictarse varias veces durante el calendario académico. El cupo de estudiantes por cada Práctica Social Educativa es hasta cuatro por docente.

En lo académico, además de Ander Egg integran el equipo los docentes Andrés Nieto y Esperanza Bernabé, junto con estudiantes concurrentes que sistematizan los aprendizajes y realizan los ajustes necesarios para las futuras experiencias de las Prácticas Sociales Educativas. El grupo de trabajo también está abocado a realizar un relevamiento de la experiencia y antecedentes de proyectos de extensión, en el cual han participado distintas cátedras y docentes de la FCA, con el objetivo de recuperar y mapear esas experiencias y sumar a docentes tutores que quieran trabajar.

La experiencia en el penal Boulogne Sur Mer 

En esta primer experiencia de las PSE de Agrarias en el penal de Boulogne Sur Mer participaron siete estudiantes de las la carreras de Ingeniería en Recursos Naturales Renovables, Ingeniería Agronómica y Derecho junto a tres docentes de la Cátedra de Extensión Rural de la de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCUYO. Colaboraron, además, en esta primera experiencia desde un primer momento, tanto la Secretaría de Extensión como la Secretaría Académica de la Facultad de Ciencias Agrarias, así como el Programa de Educación Universitaria en Contexto de Encierro (PEUCE) dependiente de la Secretaría de Extensión Universitaria de la UNCUYO. 

En el caso de los estudiantes, Ander Egg aseguró que "se comprometieron desde el momento inicial con la tareas, organizando, estudiando, resolviendo problemas y asumiendo tareas específicas en la huerta en aspectos técnicos productivos, junto con los internos y estudiantes del CENS, que finalizó con un diagnostico participativo de la huerta del penal". Según explicó Ander Egg, las Prácticas Sociales Educativas son muy importantes a nivel institucional "porque se recuperó un espacio de trabajo de la Facultad en el territorio como fueron los proyectos sociales Mauricio López. Además, estas PSE se articularon con el CENS que funciona en la Penitenciaría y el PEUCE (Programa de Educación Universitaria en Contexto de Encierro), lo cual potencia el impacto y la sustentabilidad del trabajo". 

Acerca de la dinámica de trabajo implementada

El trabajo se desarrolló entre septiembre y diciembre de 2019 con encuentros quincenales entre el equipo universitario, el grupo de estudiantes del CENS y el equipo monitor. La primera etapa se centró en acordar la demanda, conformar el grupo e incorporar aspectos conceptuales y metodológicos de las PSE. Las salidas a la huerta se realizaron cada 15 días, durante dos horas. Las actividades se fueron desarrollando en el penal quincenalmente; a su vez, en instancias intermedias el grupo de la facultad planificaba y reflexionaba sobe cada una de las salidas.

En la huerta se trabajó en comisiones, cada una integrada por estudiantes de la universidad, del CENS, monitores de la huerta y docentes. Después del trabajo de cada grupo se reunía con todos los asistentes y se hacía una puesta en común entre todos. En forma simultánea se fue realizando una recuperación de cada encuentro con los estudiantes y docentes de la facultad. De esta manera, se abordó de manera integral la realidad de la huerta abarcando tanto aspectos productivos como sociales. Para finalizar, se realizó un encuentro con todos los participantes, donde se socializó y enriqueció el diagnóstico que enriqueció el informe final. 

Finalmente, como resultado de esta experiencia surgieron además nuevas iniciativas: un proyecto de extensión “Mauricio López” y una nueva Práctica Social Educativa darán continuidad a la tarea iniciada, así como la posibilidad de articular con el Servicio Penitenciario fortaleciendo la capacitación laboral, las actividades de recreación y acompañamiento social. 

Se adjunta a esta nota, para descargar, el Informe 'Diagnóstico Participativo en la Huerta de la Penitenciaria del Compleo Penitenciario Boulogne Sur Mer', primeras PSE de la FCA - 2019.